Mesoterapia corporal

Consiste en la aplicación de medicamentos homeopáticos por vía intradérmica localizados lo más próximo posible al lugar donde radica la lesión.

La principal aplicación de la mesoterapia es, sin duda, el tratamiento de la celulitis. La mesoterapia no servirá nunca para perder peso sino que necesitaremos una dieta correcta para conseguir la pérdida de peso. Pero, sin embargo, sí nos ayudará a conseguir mejorar zonas donde sólo la dieta no funciona, por ejemplo, la piel de naranja. También mejorará la flacidez, como tratamiento de estrías, problemas vasculares y linfáticos, alopecias de cualquier etiología, etc….

Sus beneficios se ven intensificados si los complementamos con técnicas como la carboxiterapia que se puede intercalar en el tratamiento. El ritmo de sesiones aplicado es variado según las necesidades de cada paciente. Generalmente, se hará una sesión semanal durante 6 semanas que después se podrán realizar cada 15 días hasta completar 15 sesiones.

El efecto se suele notar hacia la tercera o cuarta sesión, comenzando por los síntomas circulatorios (pies fríos, hinchazón de pies, etc.) y posteriormente se sigue de una mejoría importante del aspecto de la piel (piel de naranja… etc).

Como efectos colaterales frecuentes son de destacar la presencia de pequeños hematomas motivados por la técnica de administración. Siempre debemos hacer una historia clínica para descartar posibles riesgos de alergias aunque utilizamos productos homeopáticos autorizados por la Agencia Española del Medicamento.

Respecto al dolor por el método de inyección, que queda minimizado, el tratamiento se puede realizar de forma manual o por medio de pistolas inyectoras.

 

national cpr association